Con exceso de peso, ¿caminar o correr?

admin
Comentarios desactivados

En respuesta a la pregunta que nos hacemos en el título de este artículo, diremos que caminar. Y después, una vez que se hayan ido perdiendo los primeros kilos, será el momento de pensar en empezar a correr. Cuándo y cuánto dependerá de cada persona (principio de individualización).

Si tienes sobrepeso, independientemente de la edad que tengas, es necesario que en los primeros entrenamientos únicamente camines. Para ello, en primer lugar, lo que debes hacer es encontrar dos o tres días a la semana en los que sepas que vas a poder dedicarle el tiempo necesario a tu entrenamiento. Y cuando ya tengas el hábito, se valorará la posibilidad de incluir alguna sesión más. Pero de momento, tu primera meta es conseguir no fallar ninguno de los días en los que te comprometes a entrenar.

De esta forma, caminando, lograrás las necesarias adaptaciones tanto a nivel cardiovascular como muscular, que después te servirán como base para comenzar a correr. Y, muy importante, también evitarás sobrecargar en exceso las distintas articulaciones del tren inferior, al haber un menor impacto sobre ellas.

Nunca pierdas de vista, entre otros, el principio de progresión o el principio de recuperación, y no tengas prisa por alcanzar tus objetivos deportivos. Debes plantearte su consecución a medio o largo plazo.

En líneas generales, tu propósito será activar el metabolismo de las grasas a través de la vía aeróbica, caminando a intensidad moderada. El tiempo a dedicar a cada entrenamiento será variable y dependerá de cada persona. Por ello, si tienes ocasión, es conveniente que recurras a un profesional competente para que estructure tus entrenamientos.

Caminar o correr

Consejo ARCUM: si consigues instaurar el hábito de caminar en tus primeros entrenamientos, después te resultará más fácil comenzar a correr y, además, minimizarás el riesgo de lesión.

a-ARCUM (2)
ARCUM

Compartir

Related Posts