Consejos ARCUM (III)

admin
Comentarios desactivados

Hoy presentamos la tercera entrega de los consejos que vamos dando al final de nuestros artículos.

En esta ocasión, los agrupamos en las siguientes categorías: entrenamiento deportivo y salud. Antes de cada consejo, indicamos el título del artículo en el que se encuentra por si quieres acceder a alguno de ellos directamente.

Esperamos que te sean de utilidad.

Entrenamiento deportivo

“Con exceso de peso, ¿caminar o correr?” Si consigues instaurar el hábito de caminar en tus primeros entrenamientos, después te resultará más fácil comenzar a correr y, además, minimizarás el riesgo de lesión.

“Sobre la importancia de preparar y analizar las sesiones de entrenamiento”. Si durante la realización de un ejercicio notas alguna molestia o dolor, házselo saber inmediatamente a tu entrenador para que valore si debes continuar, o no, con ese ejercicio. En el caso de que estés entrenando a distancia, y ante la duda, interrumpe el ejercicio y, en cuanto tengas ocasión, comunícaselo a tu entrenador.

“Sin constancia no hay resultados”. Si decides empezar a practicar deporte, asegúrate de que durante el primer mes puedas llevar a cabo, al menos, dos sesiones de entrenamiento semanales sin que tus obligaciones personales, familiares y profesionales te lo impidan. Te puede parecer un objetivo fácil pero la experiencia nos dice que no lo es en absoluto.

Salud

“Healthy food”. Si en tus hábitos cotidianos todavía no están presentes la healthy food o el deporte, ten en cuenta que, independientemente de tu edad o de tu nivel de condición física, nunca es tarde para empezar a cuidarse.

“Una galleta, ¿10 minutos caminando?” Si estás intentando adelgazar y tienes una comida familiar en la que, puntualmente, te vas a exceder, disfruta como la ocasión lo merece y no pienses en el número extra de kcal. Piensa que tienes el resto de días de la semana para equilibrar tu balance energético.

“Sentirse bien”. Si no tienes ningún tipo de lesión o patología y percibes que tienes dificultad para subir o bajar del coche, puede ser un buen momento para plantearte si tu peso corporal es el adecuado, si haces suficiente ejercicio físico y si tu alimentación es correcta en cuanto a cantidad y calidad.

“8000 kcal”. Antes de comenzar un programa de entrenamiento deportivo con la finalidad de perder peso, sería ideal que hicieses un estudio de composición corporal para conocer, entre otros parámetros, tu aporte calórico diario.

“¡Mi báscula está mal!” Si tu objetivo es perder peso, debes seguir un programa de entrenamiento adaptado a ti, cuidar tu alimentación, tener paciencia y no obsesionarte con la báscula.

ARCUM

LOGO_ARCUM_ B_N (1)

Compartir