El deporte bien entendido

admin
Comentarios desactivados

Hemos utilizado este término en los dos artículos anteriores (“De la vida sedentaria a la vida deportiva” y “¿Por qué el deporte es saludable?”) pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos del deporte bien entendido?

Con este término hacemos referencia al deporte debidamente planificado que tiene por objeto la mejora del estado de salud de las personas y el fomento de hábitos de vida saludables, teniendo en cuenta las características particulares de cada individuo.

Independientemente de que practiques deporte de forma individual o en grupo, es imprescindible que tengas claro que cada persona es un mundo y que lo que a uno le va de maravilla a ti te puede resultar fatal o viceversa. De ahí la importancia de que recurras a un profesional del mundo del deporte (ver nuestro artículo “¿Quieres empezar a hacer deporte?”) para que tus entrenamientos estén convenientemente estructurados, supervisados y analizados.

Asimismo, y continuando con el concepto de qué es para nosotros el deporte bien entendido, es importante que sepas que cada sesión de entrenamiento debe tener tres partes bien diferenciadas, sea cual sea tu objetivo deportivo, y que estas son: calentamiento, parte principal y vuelta a la calma.

En líneas generales:

El calentamiento consiste en prepararte a través de diferentes ejercicios de intensidad baja o moderada para el trabajo a desarrollar en la parte principal de la sesión. Por ejemplo, si vas a correr durante 30 minutos, tendrás que hacer previamente, al menos, ejercicios de movilidad articular y caminar o trotar, dependiendo de tu nivel de condición física, durante unos minutos.

La parte principal hace referencia al contenido central de la sesión en relación con los distintos aspectos de la condición física que vayas a trabajar. Continuando con el ejemplo anterior, los 30 minutos que vas a hacer corriendo constituyen la parte principal de tu sesión de entrenamiento.

Y, por último, la vuelta a la calma devuelve a tu organismo a un estado de reposo después de una actividad más intensa llevada a cabo en la parte principal. Una vez completados los 30 minutos a los que nos referimos anteriormente, tendrás que hacer ejercicios de estiramiento de los diferentes grupos musculares implicados, en este caso, en la acción de correr.

Partes sesión Educación Física (2)

Consejo ARCUM: respeta siempre la estructura general de la sesión de entrenamiento en el orden establecido: calentamiento, parte principal y vuelta a la calma.

Próximo artículo: “La importancia de un buen calentamiento”.

a-ARCUM (2)
ARCUM