El km vertical

admin
Comentarios desactivados

Esta modalidad, cada vez más en auge dentro de las carreras de montaña, consiste en superar lo más rápido posible un kilómetro de desnivel positivo siguiendo un recorrido que no puede sobrepasar los 5 kilómetros.

Una carrera de km vertical puede llegar a tener una pendiente media de más del 50 %, lo que nos da una idea del grado de dificultad y de exigencia que tienen este tipo de pruebas deportivas.

¿Cómo preparar un km vertical?

Para planificar el entrenamiento del km vertical debemos tener en cuenta el tipo de prueba a la que nos vamos a enfrentar, es decir, una prueba que nos va a demandar una gran capacidad cardiovascular y una muy buena preparación muscular no solo del tren inferior, sino también de la espalda baja y de la zona abdominal, además de poner a prueba nuestra capacidad de sufrimiento desde el inicio de la carrera.

Contenido de los entrenamientos

En  nuestros entrenamientos estarán presentes los siguientes contenidos específicos:

  • Carrera continua e intervalos por la montaña
  • Cuestas
  • Series
  • Fartlek
  • Multisaltos
  • Escaleras
  • Trabajo de fuerza y propiocepción en el gimnasio

Aspectos a tener en cuenta

El contenido de los entrenamientos tiene que estar adaptado a cada deportista, teniendo en cuenta que la planificación del entrenamiento se verá condicionada por los siguientes aspectos:

  • Nivel de condición física
  • Experiencia en este tipo de pruebas o similares
  • Disponibilidad en cuanto a los días y horas libres para poder entrenar
  • Posibilidades que ofrecen los espacios de entrenamiento (montaña, gimnasio, pista de atletismo, etc.)

km vertical

Consejo ARCUM: si aspiras a realizar una carrera de km vertical, debes partir de una buena base aeróbica y prepararte, en la medida de lo posible, tanto en la montaña como en el gimnasio.

Próximo artículo: “La planificación del entrenamiento del km vertical”.

a-ARCUM (2)
ARCUM

Compartir

Related Posts