Las vías energéticas

admin
Comentarios desactivados

Nuestro organismo, para hacer un tipo de ejercicio u otro, puede obtener energía de distintas formas. Las vías energéticas, también llamadas vías metabólicas, hacen referencia al modo en que se obtiene dicha energía.

El objeto de este artículo es transmitir una idea general acerca de estos procesos, sin detenernos en los aspectos fisiológicos que justifican las complejas reacciones químicas que ocurren a nivel celular.

Así pues, estas reacciones químicas a las que nos referimos pueden tener lugar en presencia o no de oxígeno, lo que hace que distingamos entre vía aeróbica y vía anaeróbica, respectivamente; y, a su vez, la vía anaeróbica puede ser láctica o aláctica.

Cabe destacar el concepto de continuum energético, que justifica la actuación conjunta de las diferentes vías energéticas aunque, en función de la duración y de la intensidad del ejercicio, nuestro organismo utilizará preferentemente una u otra vía.

Vía anaeróbica aláctica

Es la vía solicitada para realizar cualquier movimiento explosivo. Se caracteriza por utilizar la energía que el organismo tiene disponible de forma inmediata. Su capacidad es muy limitada y será la protagonista durante unos pocos segundos.

Vía anaeróbica láctica

Nos permite realizar movimientos rápidos de intensidad submáxima pero su capacidad es limitada, puesto que conlleva un aumento de la concentración del ácido láctico en sangre por encima de los valores tolerables por el organismo, lo que provoca la ralentización de las distintas reacciones químicas presentes en esta vía. La energía que nos proporciona proviene de los carbohidratos, concretamente de la glucosa y del glucógeno (almacén de glucosa). Su protagonismo no durará más de unos pocos minutos.

Vía aeróbica

Utiliza también como sustratos energéticos la glucosa y el glucógeno, además de las grasas. En situaciones extremas, también puede recurrir a las proteínas. Esta vía es la protagonista en la realización de ejercicio físico de media y larga duración realizado a menor intensidad de la que permiten las vías anteriores.

Vías energéticas

Consejo ARCUM: como norma general, si quieres bajar de peso, deberás activar el metabolismo de las grasas mediante la realización de ejercicio aeróbico de media o larga duración e intensidad moderada.

a-ARCUM (2)
ARCUM

Compartir

Related Posts

Healthy food
Con exceso de peso, ¿caminar o correr?