¡Mi báscula está mal!

admin
Comentarios desactivados

“Llevo un mes haciendo deporte y ¡peso más! ¡Mi báscula está mal!”

A menudo escuchamos esta afirmación y podemos asegurar que en ningún caso la báscula ha dejado de funcionar correctamente. No obstante, para evitar confusiones, es importante instaurar el hábito de pesarse siempre en la misma báscula y, a ser posible, en las mismas condiciones. Por ejemplo, por la mañana al levantarse, sin ropa y después de haber ido al servicio.

Si aún así la báscula sigue dando un peso superior al que tú crees que debería mostrar, ten en cuenta que puede deberse principalmente, descartado cualquier problema técnico, a las dos razones que te explicamos a continuación.

La primera de ellas se corresponde con un cambio en tu composición corporal, es decir, con variaciones en parámetros tales como la masa muscular o la grasa corporal que no van acompañados, necesariamente, de un descenso de tu peso corporal o, al menos, de un descenso tan pronunciado como el que tú esperabas.

Y la segunda, más preocupante, tiene que ver con los hábitos alimentarios y con la extendida tendencia de muchas personas a pensar que por hacer deporte pueden excederse en su aporte calórico, siendo esto un gran error. Tal y como puedes comprobar en nuestro artículo “Una galleta, ¿10 minutos caminando?”, resulta muy costoso compensar con ejercicio físico los excesos en la alimentación.

Mi báscula está mal

Consejo ARCUM: si tu objetivo es perder peso, debes seguir un programa de entrenamiento adaptado a ti, cuidar tu alimentación, tener paciencia y no obsesionarte con la báscula.

a-ARCUM (2)
ARCUM

Compartir

Related Posts

Errores frecuentes en la práctica deportiva
El deporte bien entendido
Sentirse bien