Sin constancia no hay resultados

admin
Comentarios desactivados

Hoy hablamos de un aspecto clave en todo proceso de entrenamiento deportivo: la constancia. Sin constancia no hay resultados. Esta máxima se fundamenta en uno de los principios del entrenamiento, que no es otro que la continuidad.

En el artículo correspondiente ya nos referimos a este principio, resaltando la importancia de que los estímulos que el deportista recibe en cada entrenamiento se tienen que repetir con la frecuencia suficiente para que tengan el efecto deseado sobre su organismo.

Por lo tanto, es imprescindible llevar a cabo durante la semana un número de sesiones de entrenamiento acorde con el nivel del deportista, su estado de forma, su objetivo y su capacidad para asimilar una determinada carga de entrenamiento que, tal y como vimos en su momento, se refiere al conjunto de estímulos, debidamente planificados, que el organismo recibe con el fin de mantener o mejorar su nivel de condición física y cuyos principales componentes son los siguientes: volumen, intensidad, duración, frecuencia y recuperación. Puedes hacer clic en cada uno de ellos para saber más al respecto.

Cabe señalar que, en muchas ocasiones, aun siguiendo una correcta planificación deportiva, los resultados del deportista de medio o alto nivel pueden no ser exitosos a pesar de haber sido constante. En cambio, la persona que practica deporte con el objeto de “sentirse bien” tendrá el éxito garantizado, siempre y cuando sea constante. Es decir, cuando una persona se propone luchar contra su sobrepeso por cuestiones de salud, si no presenta ningún tipo de patología, tarde o temprano alcanzará su meta si es capaz de dedicarle todas las semanas el tiempo suficiente a la práctica deportiva y si, como siempre decimos, también controla su alimentación en cuanto a cantidad y calidad se refiere.

Sin constancia no hay resultados

Consejo ARCUM: si decides empezar a practicar deporte, asegúrate de que durante el primer mes puedas llevar a cabo, al menos, dos sesiones de entrenamiento semanales sin que tus obligaciones personales, familiares y profesionales te lo impidan. Te puede parecer un objetivo fácil pero la experiencia nos dice que no lo es en absoluto.

a-ARCUM (2)
ARCUM

Compartir

Related Posts